Las fórmulas de copywriting son estructuras para crear textos persuasivos y pueden utilizarse para crear todo tipo de anuncios o aplicarlas en tu estrategia de marketing digital. Sin embargo debes tomar en cuenta que no son fórmulas mágicas pues cada acción que lleves a cabo debe tener una estrategia detrás.

Es importante que identifiques a tu público objetivo, que adaptes tu texto a sus necesidades y que lo que ofrezcas cumpla con lo que estás prometiendo en tus textos. Existen muchas fórmulas de copywriting, aquí te presentamos algunas que de seguro te serán muy útil

Fórmula AIDA

Es un acrónimo formado por las palabras en inglés Attention (Atención), Interest (Interés), Desire (Deseo) y Acción (Action). Esta estructura es muy antigua, fue creada en 1898  por E. St. Elmo Lewis, un publicista estadounidense. A continuación te explicamos cómo aplicarlo: 

Atención: Es la primera fase y consiste en captar la atención de tu cliente hacia tu producto o servicio. Te recomendamos presentar un contexto con el que se pueda identificar y empatizar. 

Interés: Una vez que has conseguido captar la atención de tu cliente, despierta su curiosidad. Puedes utilizar estadísticas o datos relevantes para el usuario.

Deseo: El usuario ya tiene la necesidad.. En esta etapa debe conocer los beneficios que obtendrá si realiza la compra.

Acción: Si ya lograste captar la atención de tu cliente, despertar su interés y provocar el deseo de compra, en este punto es el momento de hacer una llamada a la acción y obtener el cierre de venta. 

Fórmula PAS

Es una de las fórmulas más sencillas. La sigla proviene de Pain, Agitate, Solve o Problem Solution. Consiste en presentar al usuario con el problema que experimenta y después provocar una sensación de conexión con ese problema. Puedes aplicarla así: 

Problema: Describe el problema al target que quieras llegar.

Agitar: “Agita” el problema. Crea una oportunidad para que tu cliente se vea en esa circunstancia y quiera resolver el problema. Sé lo más específico posible para que el usuario pueda “sentir” el problema, apela a las emociones. 

Solución: Ahora que el usuario reconoce que tiene un problema que resolver, plantea una solución única a dicho problema.

Fórmula Before, After, Bridge 

Es una de las fórmulas de copywriting más populares que existen. Consiste en presentar al usuario un problema, describir una circunstancia donde dicho problema no existe y explicar cómo llegar ahí.

Fórmula de las 4P

Las siglas significan Picture, Promise, Prove, Push/Pitch. Es muy útil para redactar newsletters y se basa en lo siguiente:

Imagen (Picture): Capta la atención del usuario creando una imagen que explique el problema que tu producto o servicio va a resolver.

Promesa (Promise): Señala los beneficios que ofrece tu producto o servicio.

Prueba (Prove): Demuestra que tu producto o servicio puede cumplir esa promesa.

Empuje (Push/Pitch): Pídele al usuario que realice una acción.

El testimonio como prueba: 

No es una fórmula pero es un recurso bastante útil que se utiliza en estrategias de marketing ya que actualmente las personas buscan opiniones en internet antes de comprar un producto. 

Para aprovechar al máximo este recurso, te recomendamos gestionar los comentarios de tu página, principalmente los negativos. Es importante que te enfoques en los usuarios porque generar confianza para que muestren sus experiencias con el producto o servicio que ofreces te ayudará a distinguirte del resto.

Ya tienes las herramientas, ahora sólo necesitas ponerlas en práctica, ¿agregarías una más? Cuéntanos en los comentarios.